Quijote, El

!.» …yo puedo permitirme el lujo de abandonarme ya que nunca estoy abandonado, estoy solo para poder vivir en una soledad poblada de pensamientos, porque soy un poco el Don Quijote del infinito y de la eternidad, y el Infinito y la Eternidad sinten predilección por gente como yo.» ( Bohumil Hrabal una soledad demasiado ruidosa, pag.14). Ver soledad