Cielo

» Cuando Houdini no logró zafarse de las esposas que lo atenazabanen el London Hipodrome, su mujer, Bess, le dió un besos largo, profundo. Y al hacerlo le pasó la llave con la que pudoliberarse. Si existe el cielo, creoque se parece a esto ( Ocean Vuong En la tierra somos fugazmente grandiosos pag 203)